Preguntas y Respuestas


​​En Chevrolet Servicios nos importa tu bienestar financiero, por eso hemos preparado cinco preguntas con la información más relevante que creemos te servirá para la toma de decisión de tu próximo financiamiento.


La decisión sobre el financiamiento que más te conviene depende en gran medida de cómo proyectas tu situación financiera en el futuro. Aunque comprar un auto puede brindarnos una mayor independencia y la posibilidad de construir grandes momentos junto a nuestros seres queridos, representará una inversión y compromiso importante de nuestros ingresos mensuales.

Por ello, antes de decidir, es muy importante que proyectes tus sueños y metas en el mediano y largo plazo. Pregúntate: ¿Cómo me veo en 2 años y en 5 años?, si las respuestas a estas interrogantes incluyen casarte o vivir en pareja, aumentar la familia, estudiar, hacer un viaje soñado o cualquier otro proyecto, deberás planificar lo que invertirás en cada una de estas actividades .

Evalúa el impacto que el crédito automotriz tendrá en tus metas personales en el futuro, tus compromisos actuales y tu capacidad de ahorro.

La mejor forma de proyectar la situación financiera en el futuro es a través de un flujo de caja, es decir, identificar los ingresos y los gastos que asumirás. Puedes hacerlo a través de Excel o descargando aplicaciones gratuitas en internet. Si el flujo de caja es negativo (gastos mayores que ingresos) la recomendación es considerar aquellas alternativas de financiamiento que se adapten a nuestra situación financiera proyectada en el futuro.

Un crédito se compone de:

Monto financiado (incluye accesorios, gastos, impuestos de timbre y estampilla, seguros, etc.), plazo y tasa de interés. Con estos datos se calcula la cuota, carga anual equivalente (CAE) y costo total del crédito (CTC). En nuestro glosario de términos puedes acceder a una descripción detallada de cada uno ellos.

En general, lo primero en que nos fijamos al momento de adquirir un financiamiento es en la tasa de interés y sabemos que mientras menor sea la tasa de interés, menor será la cuota y por ende el crédito será más conveniente.

Teniendo en cuenta la dificultad para comparar los diferentes productos financieros entre sí, el SERNAC creó en el 2012 la carga anual equivalente (CAE), la cual brinda una cifra única que permite saber el costo de un crédito con respecto a otro, en este sentido un mismo tipo de crédito con igual plazo, tendrá un costo menor a medida que también sea menor el valor del CAE.

El CAE es un indicador que pueda aplicarse a un crédito automotriz, veamos el siguiente ejemplo con dos financieras:

  • En la financiera 1, simulas un financiamiento automotriz por 1M de pesos a 12 meses, con una CAE del 20%.
  • En la financiera 2, simulas el mismo crédito automotriz por 1M de pesos a 12 meses, con una CAE del 22%.

El crédito más conveniente será el que te ofrece la financiera 1 debido a que al término de un año pagarás menos dinero por el crédito de la financiera 1 que en la 2.

Según la ley 20.555 promulgada en el 2012, la carga anual equivalente es una cifra obligatoria para todos los productos financieros que se comercialicen en el país. La misma debe visualizarse en todos los documentos propios del crédito y en las ofertas comerciales que la entidad financiera publique. La carga anual equivalente es fija, es decir no varía durante la vida del crédito.

Asegúrate que la carga anual equivalente – o costo anual - aparezca en todos los documentos que firmes. También puedes fijarte en el costo total del crédito que calcula dicho valor en la vida total de un crédito.